Nuestra preciosa ciudad de Granada no deja de sorprendernos cuando aúna frío intenso, lluvia y aire. En tales circunstancias montar en bicicleta resulta complicado, razón por la cual Trável Bike Adventure organizó hace unos días una bajada a la playa de Almuñécar.

Previamente se gestionó la infraestructura necesaria para que los bikers pudieran ser trasladados al lugar de salida y devueltos desde Almuñécar una vez finalizara la travesía, pues la ruta es lineal y con un recorrido de 60 km y 1.360 metros de desnivel acumulado.

Partimos de la localidad de Cónchar, por un carril de piedras y roderas para continuar al poco por una vereda que, escondida entre multitud de matorrales desordenados, costó unos minutos encontrar. Tramos de vereda (una de ellas, casi al final del recorrido, larga y muy técnica por sus grandes escalones y curvas muy cerradas a uno y otro lado), tramos de pista, ahora monte bajo, ahora pinar denso y espléndido, subidas y bajadas rápidas, otras muy técnicas, estrechas y empinadas. Hubo de todo, además de las consabidas explicaciones histórico culturales y geofísicas propias de cada enclave.

Desde el denominado paraje de Entresierras, punto más alto del recorrido, pudimos apreciar las maravillosas vistas del Mar al fondo en la Ciudad de Almuñecar , que junto a los pueblos de Jete, Otívar y Lentejí conforman el exuberante Valle de La Costa Tropical. En la vertiente este y al fondo pudimos comprobar como las nieves hacían su aparición en los picos del Veleta, Mulhacén y Cerro del Caballo en Sierra Nevada. Girándonos en dirección oeste nos encontramos el conglomerado de las Sierras de Cázulas, Almijara y Tejeda. Una vez despiertos de nuestra mágica visión y a escasos metros se veía la difícil vereda de Entresierras-Lentejí de unos 7 km de autentica bajada y en la que pudimos hacer enduro de primera categoria.

Dos paradas inevitables, una para hidratarnos debidamente en el Bar-Cueva “El Trabuco” en Lentejí pueblo y otra para ser agasajados con el producto estrella de este explendoroso valle tropical y que es el Aguacate, gracias a la gentileza de mi entrañable amiga Merche propietaria de la finca. Por último y ya en el bien merecido tercer tiempo y en la ciudad de Almuñecar (antigua Sexi donde desembarcó por primera vez Abderramán I para construir lo que fue Al- Andalus), nos pudimos deleitar con un sabrosísimo arroz negro, unas corvinas a la espalda y algún que otro especimen típico de la zona, por supuesto, todo ello cocinado por el más que famoso y experto cocinero del Restaurante “La Najarra”; mi querido y amigo Pepe Berrio. Todo resultó de diez.

Un precioso día soleado, acompañado de aprendizaje técnico cultural y buen humor.

Travel Bike Adventue agradece a la familia Vázquez Morgado su especial colaboración para llevar a cabo los traslados de los bikers y sus bicicletas.

Share This